Lider moral de china

“Líder moral de China y héroe”, la tarjeta de visita más pretenciosa del mundo

“Líder moral de China, socorrista heroico chino durante los terremotos, el filántropo más prominente y más carismático de China”. Estas son las credenciales del magnate Chen Guangbiao, según aparecen en su tarjeta de visita.

Pero no se limita a describirse de este modo. Antes de dar el nombre de su empresa y sus datos de contacto en la versión inglesa de su tarjeta, menciona, además, que es el más famoso y el más querido modelo a imitar en China, uno de los diez voluntarios chinos más honorables, una emisión baja de carbono en China (sic), el abogado principal de protección del medioambiente y el experto principal de China en preservación del medioambiente durante demoliciones.

Guangbiao entregó la tarjeta a los periodistas en Nueva York, adonde viajó esta semana para negociar la compra del paquete de control de las acciones del diario estadounidense ‘The New York Times’. Anteriormente había anunciado que había asegurado el apoyo de un inversionista en Hong Kong para poder pagar el monto de 1.000 millones de dólares por las acciones de la publicación que tanto le interesa. 

Sin embargo, una vez en EE.UU., su encuentro con los accionistas no tuvo lugar: Guangbiao culpó de ello al alboroto causado por los medios de comunicación, que ridiculizaron su intento y al parecer enfadaron a su supuesto contacto. Ahora piensa reunirse con ‘The Wall Street Journal’, para averiguar si está en venta, explicó el magnate a la cadena china Sinovision ubicada en Nueva York. El hombre, que está entre las 400 personas más ricas de China, con una fortuna personal de 740 millones de dólares, según ‘Forbes’, puntualizó que tiene la firme intención de comprar un diario estadounidense. 

También descartó que pueda tener dificultades manejando una industria mediática (su sector es el reciclaje). Comentó que la mayoría de los propietarios de las ediciones estadounidenses son judíos y aseguró que él tiene “un IQ [coeficiente intelectual] y un EQ [cociente de encefalización] igualmente competentes” que los de un judío. “Soy muy bueno para trabajar con los judíos”, insistió. 

Guangbiao se hizo famoso en China después del terremoto de 2008 en la provincia de Sichuan. Se presentó en la zona con grúas y camiones y se dedicó a rescatar a los sobrevivientes y entregar dinero a los que habían perdido sus hogares. Donó, además, 15 millones de dólares para la reconstrucción de la región. En 2010 se comprometió a donar su fortuna a la caridad tras su muerte. En enero de 2011, junto con otros 50 empresarios chinos, viajó a Taiwán y donó 17 millones de dólares a los pobres locales. En marzo del mismo año visitó también Japón, devastado por un tsunami: donó alimentos y dinero a los necesitados e incluso rescató a tres personas de entre los escombros. Sin embargo, sus actividades son a menudo criticadas por aquellos que ven en ellas solo los fines publicitarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s